Justicia Restaurativa

El Programa de Justicia Restaurativa del Poder Judicial de Costa Rica ha sido un trabajo conjunto impulsado desde el despacho de la Magistrada Dra. Doris María Arias Madrigal en coordinación con el Ministerio Público, la Oficina de Atención y Protección a Víctimas del Delito, la Defensa Pública, y el Juzgado Penal del Primer Circuito Judicial de San José. Además, cuenta con el apoyo de la Corte Suprema de Justicia y del Consejo Superior del Poder Judicial, donde ha sido destacado como un proyecto de interés institucional mediante sesión Nºª 85-11 del 6 de octubre 2011, artículo XXIX. 

En noviembre del 2012, mediante sesión de Corte Plena N° 38-12, del 05 de noviembre de ese año, artículo XXV, se aprobó el documento “Memoria del Taller con el Estrato Gerencial”; en el cual se establecen los primeros lineamientos del Plan Estratégico Institucional para el periodo 2013-2017 (misión, visión, temas estratégicos, valores y ejes transversales). 

Su misión es ser un proceso generador de cambios en la forma de resolver los conflictos penales, con soluciones integrales y realistas, para obtener mejores resultados y mayor eficiencia en el tratamiento del delito, en el marco de la humanización de la justicia. Por otras parte, su visión consiste en consolidar dentro de la intervención jurídico-penal, el modelo de Justicia Restaurativa como sistema complementario de aplicación de medidas alternas de resolución de conflictos; en la búsqueda de una justicia más humanizada, que se preocupe por la restauración del daño de la víctima, el tejido social y por ende la reinserción de la persona imputada. Para obtener mayor información presione aquí.

Objetivos

 El Reglamento de Creación, Organización y Funcionamiento de la Contraloría de Servicios del Poder Judicial, en su artículo número 5, establece cuales son nuestros objetivos.

Objetivo general es:

Contribuir a que en la prestación del servicio público, el Poder Judicial funcione con un máximo de eficiencia a fin de satisfacer oportuna y adecuadamente las legítimas demandas de los usuarios, así como brindarle la información que éstos requieran para orientar y facilitar su contacto con la institución.

Los objetivos específicos son:

  • Promover una cultura institucional con la persona como eje central de su actuación.
  • Promover la eficacia y eficiencia en la prestación de los servicios públicos.
  • Desarrollar procedimientos accesibles y expeditos para la presentación y solución de reclamos de los usuarios.
  • Garantizar una pronta y adecuada respuesta a los usuarios.
  • Apoyar el proceso de modernización institucional.
Ir Arriba